.:: Index Xenos de la flota enjambre Nimda ::.


     Criaturas Gargantuescas

Malántropo (Tyranicus Cadavi Terriblis)

Visto en pocas ocasiones, la existencia del Malántropo ha sido descubierta recientemente. Duranto un largo tiempo esta criatura ha sido todo un misterio para las fuerzas Imperiales. La razón de esta falta de información reside en que la criatura aparece unicamente después de la invasión tiránida. Pocas tropas sobreviven lo suficiente para ver a un Malántropo en acción, si el enjmabre Tiránido es destruido entonces no aparecerá ninguna de estas criaturas. Después de muchas batallas contra los Tiránidos se identificaba esta criatura como un Zoántropo, después se descubriría que no guardan ningún tipo de relación.

Es de sobra conocido que una vez finalizada la batalla, los enjambres tiránidos aparecen para devorar todo lo que encuentran en su camino. Estos enjambres a menudo son acompañados por los Malántropos. La misión de estas criaturas es la de recolectar el ADN de los enemigos y procesar el material genético. Después los Malántropos son reabsorbidos a su vez por los enjambres en la biomasa tiránida. Posteriormente esta biomasa será utilizada para crear criaturas más avanzadas.

Hierodulo con cuchillas (Sica Hierodule Domitor)

El hierodulo fué avistado por primera vez en Hamman, una pequeña colonia imperial muy cercana a uno de los tentáculos de la Flota Enjambre Kraken. Son criaturas de combate cuerpo a cuerpo con cuatro enormes cuchillas. Las autoridades imperiales lo denominaron hierodulo con cuchillas, y se trata de un bio-organismo que destaca en el combate cuerpo a cuerpo.

El hierodulo está protegido por un caparazón quitinoso compuesto por placas de 30 cm de grosor que muy pocas armas pueden traspasar, y aún menos de las que consiguen traspasarlo le hacen verdadero daño. Aparte de las cuchillas el hierodulo porta una criatura simbionte en su espalda que sale al exterior a través de sus placas quitinosas. Esta criatura tóxica le protege de los ataques utilizando un potente ácido que lanza a los enemigos que se acercan demasiado. Al estar tan bien protegido, el hierodulo puede acercarse al enemigo sin preocuparse de nada hasta llegar al combate cuerpo a cuerpo, donde es imparable.

Ningún especimen del hierodulo ha sido recuperado para investigación. Todas las criaturas encontradas han sido destruídas por armas pesadas, dejando sólo algunos restos para el laboratorio.

Trygon (Tyranicus Subterra Extremis)

Se cree que esta criatura con forma de serpiente es una evolución del Mantifex. Las garras del Trygon pueden atravesar cualquier material y cavar túneles bajo tierra. Estos túneles son utilizados por otras criaturas que se mueven sin ser detectadas siguiendo al Trygon. A menudo esto significa que la presencia del Trygon es precursora de un ataque Tiránido de mayor envergadura. Sus sentidos agudizados pueden detectar las formas de vida enemigas por encima de él, entonces el Trygon aparece bajo tierra en una explosión de rocas liberando su devastador poder. Sus enormes cuchillas cortan hombres y vehículos por igual, incluso pueden destrozar edificios y búnkers.

Además de sus poderosas cuchillas el Trygon genera también un fuerte campo bio-eléctrico. Creado por constantes micro-vibraciones a lo largo del cuerpo del Trygon, esta energía es muy peligrosa para cualquiera que se acerque demasiado realizando descargas repentinas. A medida que el campo de energía aumenta su potencia, este crea un campo magnético de baja frecuencia alrededor de la criatura que anula la potencia de las armas enemigas, actuando de este modo como un escudo protector.

Hierofante (Tyranicus Giganticus)

El hierofante es una criatura descomunal y aterradora. En el campo de batalla parece un rascacielos lleno de púas, tentáculos y armas simbiontes. El hierofante es el organismo de asalto tiránido más grande conocido, y su tamaño es comparable al de los dioses máquina de las legiones de titanes.

Los hierofantes van a la cabeza en los asaltos pesados de los Tiránidos y avanzan sin preocuparse de lo que pisan, mientras reducen a su presa a una masa sanguinolenta y tóxica gracias a sus biocañones justo antes de lanzarse a la carga contra la línea de vanguardia enemiga. El hierofante tiene muchas adaptaciones defensivas para ser capaz de soportar los disparos enemigos de todo un ejército. Su caparazón es tan fuerte como el hierro y, además, dispone de un escudo de disformidad que regenera las heridas, y de infinidad de tentáculos espinados que atacan a todo el que intenta acercarse demasiado, sobre todo al abdomen, que es el punto débil de este titán viviente.

El hierofante dispone de una defensa natural adicional. Este terrible bio-organismo exuda constantemente una nube de esporas venenosas por las junturas de sus placas de blindaje quitinoso. Estas esporas conforman una nube tóxica a su alrededor que acaban con todo organismo lo suficientemente inconsciente como para acercarse a él. Un hierofante a la carga es imparable y solamente las armas utilizadas por la Legio Titanicus pueden abatirlos antes de que despedacen todo lo que encuentren a su paso.

Fuente: nimda



 



inicio|nimda|galerias|foro|trasfondo|informes|acerca de

          Copyright 2008 © Forge Studio. Todos los derechos reservados. |
           Esta página no es oficial y no tiene ninguna relación con Games Workshop Limited