.:: Introducción a la raza Tiránida ::.


De las profundidades de este abismo interestelar surge una de las mayores amenazas para la Humanidad (o para cualquiera en este sistema estelar). No conoce ni la piedad ni el remordimiento no siquiera odio. Sólo siente una cosa: ¡hambre! El Gran Devorador ha llegado, pero los Adeptos del Imperio le han dado otro nombre en reconocimiento de su poder para destruir planetas: los Tiránidos.

Los Tiránidos son guerreros alienígenas provenientes de otra galaxia y guiados por la Mente Enjambre, una conciencia superior que rige y ordena a cada criatura del enjambre, y que se dice que puede ser la mayor mente del universo. Destacan por su enorme versatilidad, aunque enfocados al combate cuerpo a cuerpo. Actúan de un modo parecido al de un enjambre de insectos, en el cual prima la supervivencia del enjambre frente a la de las criaturas que lo componen. Sus tropas ligeras son sorprendentemente veloces y extremadamente numerosas. Criaturas de tamaño medio actúan como oficiales de ejército, transmitiendo las órdenes y coordinando el enjambre, mientras enormes mastodontes orgánicos que hacen las veces de tanques y/o comandantes al mismo tiempo arrasan todo lo que se encuentra a su paso. Es una raza que evoluciona para la guerra y puede mostrarse como un ejército horda imparable de pequeños horrores o como un grupo de criaturas monstruosas y terroríficas. Todo está vivo en los Tiránidos, incluyendo las armas y la munición.

Evolucionan por y para la guerra, invadiendo planetas, devorando toda su biomasa y absorbiendo su información genética en el proceso. En la historia de la Galaxia han existido tres grandes flotas Tiránidas, éstas son Behemoth, Kraken y Leviathan.

La Mente Colmena

Aunque los Guerreros Tiránidos y las otras criaturas funcionan de manera individual, cada organismo es parte de un enorme y alienígena intelecto conocido como la Mente Colmena. Empujados por esta conciencia única, la raza Tiránida se abre paso por la galaxia, devorando todo tipo de materia biológica que encuentra. Mundos enteros han caído bajo el ansia de la Mente Colmena, y todo lo que queda después de su paso es una roca desierta desprovista de vida e incluso de atmósfera. Aunque la mayoría de los testimonios sobre los ejércitos Tiránidos aportados por los supervivientes giran alrededor de una oleada de dientes chasqueantes, garras desgarradoras y húmedos caparazones quitinosos, las investigaciones de organismos muertos han confirmado las diversas funciones específicas que cumplen en el campo de batalla.

Las criaturas más grandes y poderosas que se han encontrado son los Tiranos de Enjambre. Son unas criaturas con múltiples extremidades dotadas de garras y una cola como un látigo, y están armadas con una variedad de armas simbiónticas. Además de ser un terrible oponente en combate cuerpo a cuerpo, el Tiránido de Enjambre parece tener el poder de dirigir a las otras criaturas Tiránidas a su alrededor, por lo que demuestran una organización estratégica comparable a su ferocidad. Además, los Tiránidos de Enjambre causan tal terror que las tropas enemigas que quieran trabar combate cuerpo a cuerpo con ellos deben superar el angustioso sentimiento que les atenaza.

Evolucionados para matar

A diferencia de los guerreros de otras razas, las criaturas Tiránidas están genéticamente programadas y modificadas para cumplir una función específica en el campo de batalla, desde tropas de asalto hasta artillería viviente. Literalmente, han sido desarrolladas para matar.

El grueso del ejército Tiránido está compuesto por legiones de escurridizas criaturas conocidas como Gantes, que combaten en enormes grupos, compensando su falta de tamaño o fuerza con su superioridad numérica.

Se han observado otras variantes del mismo genotipo del Gante, como por ejemplo la plataforma de artillería viviente conocida como Biovoro. Nacidos sólo para criar y disparar a su carga viviente de letales Minas Espora, los Biovoros pueden lanzar una barrera de estas ácidas y explosivas esporas. Estas criaturas flotantes aparentemente inofensivas pueden herir o incluso matar a cualquier tanque o enemigo.

Las criaturas Tiránidas de mayor tamaño y más especializadas forman el núcleo inmisericorde de los ejércitos Tiránidos. Los principales son los extremadamente resistentes y letales Guerreros Tiránidos. A menudo tienen un tamaño superior a los cuatro metros y están equipados con una variedad de terribles armas pesadas y de combate cuerpo a cuerpo, son muy inteligentes y ferozmente inhumanos en el campo de batalla. Al igual que los Tirános de Enjambre, los Guerreros Tiránidos pueden influir en las criaturas Tiránidas menores y suprimir sus instintos. Esto mantiene organizada a la fuerza Tiránida en el combate.

Quizás la más terrorífica de todas las criaturas Tiránidas sea la menos vista, el Líctor. Observa el campo de batalla camuflado gracias a sus escamas camaleónicas, y es prácticamente indetectable. Los Líctores han sido la perdición incluso de los centinelas más alertas, atacando tan de improviso y con tal ferocidad que sus ansia de combate rivaliza con la de los Tirános de Enjambre. Los Líctores son enormemente silenciosos, depredadores que acechan y se infiltran tras las líneas enemigas con habilidad sin igual. Siempre andan en busca de material genético útil para que la Mente Enjambre lo consuma. A menudo se hallan entre las unidades enemigas sin que éstas se den cuenta hasta que es demasiado tarde. Las enormes garras de los Líctores y sus garfios perforantes silencian al enemigo antes incluso de que se dé la alarma.

Los Genestealers suelen encontrarse en los restos de naves espaciales. Los Marines Espaciales suelen efectuar operaciones de limpieza para eliminar a estos horrores Tiránidos, y las bajas entre los Marines Espaciales suelen ser muy elevadas. Esto se debe a la enorme especialización sufrida por los Genestealers para su adaptación al combate cuerpo a cuerpo, en el que destacan como pocas otras criaturas de la galaxia. Sus afiladas garras pueden cortar huesos y armaduras con una facilidad pasmosa, lo que hace que incluso las tropas mejor blindadas de la galaxia sean un objetivo para estas tropas de choque.

Cuando se produce la invasión de un planeta por los Tiránidos, ni siquiera los cielos están a salvo. Legiones de monstruosidades aladas conocidas como Gárgolas propagan el terror y la confusión entre las fuerzas defensoras. Equipadas con una variedad de armas que lanzan munición ardiendo, ácida o incluso mordiendo. Las Gárgolas se extienden por todo el campo de batalla asegurándose de que nadie escapa al ataque.

El uso de vehículos de apoyo pesado y de artillería por parte de las razas a las que se han enfrentado ha causado la aparición de ciertas adaptaciones que cumplen la misión de artillería pesada en el campo de batalla. Quizás la más famosa de estas criaturas sea el Carnifex, un auténtico ariete viviente.

El Carnifex es pura violencia encarnada, y en el campo de batalla sus enormes garras como guadañas pueden destruir incluso a los tanques de batalla en una orgía de destrucción frenética. Existen informes de Carnifexes que lanzan disparos de plasma desde sus bocas repletas de colmillos, incinerando soldados y vehículos por igual. Cubierto por un denso caparazón quitinoso, el Carnifex es casi imparable, capaz de resistir disparos que desintegrarían automáticamente a cualquier otra criatura.

En la historia de la Galaxia han existido 3 grandes invasiones tiránidas:

- La Flota Enjambre Behemoth llegó a conocimiento del Imperio a mediados del 745-M41 (fecha imperial), y comenzó arrasando planetas-selva y estaciones científicas dispersas hasta llegar a Tyran, el primer planeta Imperial que arrasaron y por el cual toman su nombre. Devastaron también Thandros y se adentraron en Ultramar, el feudo del Capítulo de los Ultramarines, y sobre la superficie de Macragge se libró una batalla en la que ambos ejercitos sufrieron enormes pérdidas. Sin embargo, los tiránidos fueron rechazados, y se les dio por exterminados.

- La Flota Enjambre Kraken llegó unos 250 años después de Behemoth. Tras la derrota de Macragge, los tiránidos se creían extinguidos, aunque nunca se pudo comprobar. Pero en todo el sector Ultima las rebeliones y los levantamientos se acentuaron, promovidos por agentes genestealers. Tras purgar el planeta Ichar IV, los Ultramarines comprobaron que habían despertado al otra Flota Enjambre tiranida: Kraken. Compuesta por miles de flotas menores, la Flota Enjambre Kraken se adentró por todo el este galáctico, atacando en un frente de años-luz de largo. Aunque sus cuerpos centrales fueron frenados por los Ultramarines en Ichar IV y por eldars de Iyanden, Kraken no pudo ser derrotada definitivamente, y cientos de flotas menores deambulan por territorio imperial arrasando sistemas aislados y poco defendidos.

- La Flota Enjambre Leviathan, a diferencia de Behemoth y Kraken, no atacó el por el este. Pasando por debajo del plano galactico, se adentró en el corazón de la Galaxia y se dividió en dos mandibulas entre las cuales todo era devastado. Viendo el peligro que corría el Imperio de ser devorado, se procedió a destruir una de las mandibulas. Tras muchas batallas, el inquisidor Kryptman y su consejo fueron capaces de derrotar una de las fauces. Pero la Flota Leviathan no se detuvo, y seguía devorando sectores enteros, aunque cada vez más lentamente, gracias a un cordón de planetas muertos que el propio inquisidor ordenó destruir. La Flota era cada vez más lenta, pero seguía imparable hacia el Segmentum Solar, el corazón del Imperio, y hacia Terra, cuna de la Humanidad. De nuevo, Kryptman urdió una estratagema para desviar la atención de los tiránidos hacia territorio orko para ganar tiempo para el Imperio.

- Recientemente se ha descubierto una nueva flota, conocida como Nimda y vista por primera vez en el planeta Nimda por el Inquisidor del Ordo Malleus, Marcus Benedict. Se cree que esta flota es una evolución de Leviathan. Tras combatir contra los orkos, los Tiránidos asimilaron su ADN, esto explicaría la ferocidad de los tiránidos de Nimda y la mejoría de sus habilidades de combate. En estas páginas conocerás más información sobre esta nueva flota que se dirige hacia el mismisimo corazón del Imperio: Terra.

Fuente: wikia.com y galeon.com/lapaginadesquall



 



inicio|nimda|galerias|foro|trasfondo|informes|acerca de

          Copyright 2008 © Forge Studio. Todos los derechos reservados. |
           Esta página no es oficial y no tiene ninguna relación con Games Workshop Limited