.:: Creación de los Marines Espaciales ::.


Introducción

Las Legiones Astartes, conocidas simplemente como Marines Espaciales por la mayoría de la gente, engloba a 1000 unidades independientes de combate llamadas Capítulos, cada uno de los cuales incluye a su vez a unos 1000 guerreros. Cada Capítulo tiene su Comandante, uno de los cuales ostenta el título de Señor de los Marines. Cada Comandante está sujeto a las órdenes de los miembros de más rango de la Hermandad, aunque solamente en términos generales no militares. Así, mientras un Comandante puede recibir la orden de destruir tal o cual objetivo, los medios y métodos para lograrlo son cosa enteramente suya - ¡su única obligación es el éxito! Los Marines Espaciales representan la fuerza de combate móvil principal del Imperio, listos para viajar a cualquier sitio en cualquier momento. Son conocidos entre hombres y alienígenas con el sobrenombre de "Ángeles de la Muerte".

El origen de las legiones Astartes

Las Legiones Astartes fueron un instrumento vital en las primeras guerras que hicieron aparecer el Imperio Galáctico en los mapas. Al final de la Era de los Conflictos, la Tierra era un planeta bajo mando único que solamente en tiempos recientes se había visto libre de las volátiles tormentas de Disformidad. Con la repentina dispersión de estas tormentas se hizo posible de nuevo que las naves viajasen desde y hacia la Tierra. Las fuerzas de la Tierra se habían labrado un Imperio que cruzaba media Galaxia en apenas doscientos años. Fue la Primera Cruzada.
La investigación y el desarrollo que llevaron a la creación de los Marines Espaciales ya habían comenzado en el trigésimo-primer milenio, justo antes del inicio de esa Primera Cruzada. Semejante trabajo se llevó a cabo en los soberbiamente equipados laboratorios subterráneos de la Tierra. El objetivo del programa de investigación era crear una casta de guerreros de élite, caracterizados por una fuerza sobrehumana y una lealtad inquebrantable.
Estos nuevos guerreros fueron organizados en unas unidades especiales llamadas "Capítulos". Los que fueron creados durante la Primera Cruzada se conocen como "Capítulos de la Primera Fundación", y originariamente eran 20 aunque sólo 7 sobreviven en el cuadragésimo-primer milenio. Desde esa Primera Fundación ha habido otras veinticinco ocasiones en las que el Emperador ha creído necesario crear nuevos Capítulos. La más reciente de las Fundaciones fue en el año 738 del milenio en curso.

Semillas genéticas y cigotos

Hay diecinueve variedades de semilla genética que corresponden a otros tantos órganos sobrehumanos que son implantados en los Marines Espaciales. Muchos Capítulos han existido durante miles de años. Durante ese tiempo la semilla genética de algunos ha mutado. Esto ha dado como resultado cambios en la naturaleza exacta de los órganos cultivados artificialmente. Tales cambios pueden convertir en ocasiones tal implante en algo inútil. En otras circunstancias las alteraciones de un órgano pueden reducir su efectividad o causar efectos completamente nuevos. Sea cual sea el resultado, afectará a todo el Capítulo. Todos los Marines Espaciales que pertenezcan a un mismo Capítulo comparten clones genéticos de los implantes cultivados.
Así como implantes mutantes, muchos Capítulos han perdido uno o más tipos de semilla genética debido a accidentes, colapso genético total o alguna otra causa. Muy pocos Capítulos poseen los diecinueve implantes al completo. Todos conservan el Implante Caparazón (fase 19). Es este implante el que señala a un Marine Espacial por lo que es - independientemente del resto de implantes, entrenamiento o psico-cirugía.

Variaciones entre Capítulos

Cada órgano sirve a una función específica como se describe anteriormente. Aunque los Apotecarios y cirujanos de un Capítulo son capaces de llevar a cabo las operaciones necesarias de implante, no tienen por qué comprender el funcionamiento exacto de cada órgano. El proceso involucrado es extremadamente antiguo. La técnica se pasa de generación en generación, estando cada vez más ritualizada y confusa. Por estas razones la eficiencia de cada órgano difiere de Capítulo en Capítulo, dependiendo de la condición de las semillas genéticas de ese Capítulo y del grado de desviación de sus métodos quirúrgicos. En algunos Capítulos la mutación de la semilla genética, un procedimiento médico pobre o condiciones de post-operatorio inadecuadas han llevado a un mal funcionamiento de los implantes. Por ejemplo la semilla genética omofágea de los Bebedores de Sangre ha mutado de forma que todos los miembros del Capítulo tienen una insana sed de sangre. En algunos Capítulos los órganos individuales son inútiles o simplemente no están presentes.

Reproducción

La semilla genética sólo puede ser obtenida retirando uno o ambos órganos progenoides de un Marine vivo o recientemente muerto. El único propósito del órgano progenoide en proporcionar una muestra de semilla genética de forma que el Capítulo pueda perdurar. No es posible crear un cigoto de ninguna otra forma. Las reservas de semilla genética de cada Capítulo son por lo tanto únicas e irremplazables. La semilla genética tiene una importante carga religiosa para el Capítulo, representando su identidad y futuro. Sin ella un Capítulo no tiene futuro. La extinción de un tipo de semilla genética significa que un cigoto se ha perdido para siempre. La pérdida del cigoto de las fases 18 o 19 significa el fin inapelable de un Capítulo.

Ya que cada Marine sólo tiene dos glándulas progenoides, el ritmo al que un Capítulo puede crear nuevos Marines es restringido. Puede llevar años que un Capítulo se reconstruya tras sufrir fuertes bajas. La semilla genética a menudo queda inservible si el Marine es expuesto a una radiación intensa u otras formas de alteración genética. La eficiencia de las semillas progenodies de cada Capítulo también varía, y algunos Capítulos pueden recuperar sus efectivos más rápido que otros.

De acuerdo con su carta fundacional, cada Capítulo está obligado a enviar el 5% de su material genético a los Adeptus Mechanicus de la Tierra. Este "diezmo" cumple dos propósitos. Primero, permite al Adeptus Mechanicus controlar la salud de cada Capítulo de Marines. Segundo, proporciona al Adeptus Mechanicus un remanente de material genético con vistas a la fundación de nuevos Capítulos. Sin embargo, un nuevo Capítulo no puede ser fundado de un día para otro. Se debe seleccionar una única semilla genética adecuada de cada cigoto, tras lo cual cada uno de ellos será cultivado e implantado en esclavos humanos de prueba. Estos "humanos de laboratorio" deben ser biológicamente compatibles y estar libres de mutaciones, por lo que son recluidos durante años en cápsulas experimentales estáticas. Aunque conscientes, están completamente inmóviles, sirviendo únicamente como anfitriones en los que los cigotos pueden desarrollarse totalmente. De un esclavo se forman dos progenoides, que son implantados en dos nuevos esclavos para que produzcan cuatro progenoides que se implantarán en otros esclavos, y así hasta que tras 55 años de reproducción constante se consiguen 1.000 grupos de órganos utilizables. Estos deben ser aceptados oficialmente por el Maestro de los Adeptus Mechanicus y bendecidos por el propio Emperador. Sólo el Emperador puede dar el permiso definitivo para la creación de un nuevo Capítulo.

Marine poniéndose la servoarmadura

Reclutamiento e iniciación

Los varios implantes causan cambios vitales en el estado físico y mental de un Marine. Muchos de estos cambios son controlados por secreciones hormonales naturales y esquemas de crecimiento pre-programados. Los implantes pueden no ser efectivos, o no funcionar a pleno rendimiento, si se injertan en el paciente una vez pasadas ciertas etapas de crecimiento. Es por ello inevitable que los reclutas de un Capítulo deban ser razonablemente jóvenes. También es esencial la compatibilidad de tejidos, ya que un rechazo a una semilla genética implantada puede tener consecuencias desastrosas.

La tercera consideración es la validez mental. El nodo cataléptico, el oculóbulo y la Membrana de Susan sólo se desarrollarán hasta condiciones útiles bajo el estímulo de la sugestión hipnótica. Un recluta debe por lo tanto ser susceptible de recibir este tratamiento en particular.

Estas premisas significan que sólo una pequeña proporción de gente puede convertirse en Marines Espaciales. Deben ser hombres ya que los cigotos están marcados por hormonas masculinas y tipos de tejido que necesitan una compatibilidad total. Si estas pruebas son satisfactorias el candidato se convierte en un Neófito. Con la finalización de la implantación de órganos y el entrenamiento hipnótico y químico, el sujeto pasa a ser un Iniciado. Un Iniciado debe recibir más entrenamiento militar y religioso antes de convertirse en un Hermano de Batalla de pleno derecho. Un Marine con todos los honores se une a las filas de un Capítulo normalmente entre los 16 y 18 años. Las presiones de los tiempos de guerra pueden acelerar el proceso.

Los riesgos

Aunque los Capítulos se cuidan mucho de seleccionar solamente a los candidatos más apropiados, no todos los Neófitos sobreviven para llegar a ser Iniciados. Esto se debe en parte a la degeneración de conocimiento entre los Capítulos individuales que hacen que los procedimientos de control sean menos efectivos de lo que eran. Ni siquiera los métodos operacionales son totalmente satisfactorios en algunos casos. En muchos Capítulos la implantación quirúrgica está fuertemente ritualizada, acompañada normalmente por largos períodos de bendición, cánticos, creación de cicatrices rituales y todo tipo de prácticas místicas que comprometen seriamente la eficacia médica del proceso. Por ejemplo, la fase 17 de la creación de un Lobo Espacial se complementa con la extracción de los colmillos del Iniciado para reemplazarlos por otros mucho más largos. El Capítulo considera esta cirugía adicional como parte de la ceremonia de iniciación.

Si un implante no se desarrolla adecuadamente, es muy probable que el metabolismo del Marine sufra serios trastornos de sincronización. Puede caer en un estado catatónico o sufrir explosiones de hiperactividad. Sea como fuere, lo más probable es que muera en un breve plazo de tiempo.

Los infortunados que no mueren invariablemente sufrirán degeneraciones mentales que los convertirán en maníacos homicidas o idiotas balbuceantes. Cuando un Capítulo está con sus efectivos completos puede permitirse poner fin a tal miseria rápidamente. Si el Capítulo anda con escasez de Marines se les permite vivir pero sirviendo en unidades creadas especialmente para ellos. Aquellos que muestren tendencias psicóticas incontrolables pueden ser empleados en escuadras de asalto suicidas o como bombas vivientes.
Algunos Capítulos crean deliberadamente tales criaturas, llegando al extremo de implantar cigotos malformados en algunos Iniciados. Esta práctica es algo muy peligroso, y es severamente rechazada por los edictos Imperiales, aunque el Adeptus Terra puede hacer poco para influir en las antiguas y asentadas tradiciones de los Marines.

Acondicionamiento psico-químico

La implantación va muy unida al tratamiento químico, acondicionamiento psicológico y la hipnoterapia subconsciente. Todo ello es esencial para que el Marine se desarrolle apropiadamente.

Tratamiento Químico - Hasta su Iniciación, un Marine debe someterse a exámenes y pruebas constantes. Los órganos recientemente implantados deben ser controlados con mucho cuidado, corrigiéndose los desequilibrios y tratándose cualquier síntoma de mal desarrollo. Este tratamiento químico se reduce tras la finalización del proceso de irritación, pero nunca termina. Los Marines deben someterse a tratamiento periódico durante el resto de sus vidas para mantener un metabolismo estable. Es por esto por lo que la armadura de Marine contiene sistemas de control vital e inyectores de drogas.

Hipnoterapia - Mientras el super-mejorado cuerpo crece, el paciente debe aprender a utilizar sus nuevas habilidades. Algunos implantes, específicamente los de las fases 6 y 10, sólo pueden funcionar correctamente una vez ha sido administrada la hipnoterapia correcta. La hipnoterapia no es siempre tan efectiva como el tratamiento químico, pero puede tener resultados sustanciales. Si un Marine puede ser enseñado a controlar su propio metabolismo, se aligera su dependencia de las drogas artificiales. El proceso se lleva a cabo en una máquina llamada Hipnomat. Los Marines quedan suspendidos en un estado de hipnosis y se les presentan imágenes visuales y aurales que despiertan sus mentes al proceso inconsciente de su metabolismo.

Entrenamiento - El entrenamiento físico estimula los implantes y permite que sea probada su efectividad bajo esfuerzos máximos.

Adoctrinamiento - Un Marine es algo más que un humano con poderes extraordinarios. Los Marines también tienen unas mentes superiores. Así como sus cuerpos reciben 19 implantes separados, sus mentes también se alteran para liberar los poderes latentes en su interior. Estos poderes mentales son incluso más asombrosos que las mejoras físicas. Por ejemplo, un Marine puede controlar sus sentidos y sistema nervioso hasta grados impresionantes, soportando dolor que mataría a un hombre normal. Un Marine también puede pensar y reaccionar a la velocidad del rayo. El entrenamiento de la memoria es una parte muy importante del adoctrinamiento. Algunos Marines desarrollan una memoria fotográfica que les permite recuperar cualquier fragmento de lo que hayan visto u oído como si lo visionasen en una grabación. Obviamente los Marines varían en inteligencia de la misma forma que lo hacen los humanos corrientes, por lo que sus habilidades mentales también son particulares de cada uno.

Fuente: GW



 



inicio|nimda|galerias|foro|trasfondo|informes|acerca de

          Copyright 2008 © Forge Studio. Todos los derechos reservados. |
           Esta página no es oficial y no tiene ninguna relación con Games Workshop Limited